UNIDAD DE DESARROLLO INFANTIL Y ATENCIÓN TEMPRANA

Home/UNIDAD DE DESARROLLO INFANTIL Y ATENCIÓN TEMPRANA
DR ANTONIO VICENTE PINTOR

Unidad coordinada por el Dr Antonio Vicente Pintor, médico especialista en Pediatría y Neurología Pediátrica.

Disponemos de un equipo completo transdisciplinar dirigido y coordinado por nuestro médico especialista en Neuropediatría, el Dr. Antonio Vicente Pintor.

Realizamos terapias de rehabilitación integral dirigida a niños y adolescentes con cualquier patología neurológica, tanto del sistema nervioso central como periférico, que les ocasione alteraciones físicas, cognitivas, sensoriales, emocionales y/o conductuales.

Nuestro objetivo es recuperar, compensar o evitar el agravamiento de los déficits neurológicos de los niños con el fin de otorgarles un mayor grado de independencia y autonomía funcional, mejorando su calidad de vida y la de los padres.

Rehabilitación neurológica infantil en Almería y Roquetas

ATENCIÓN TEMPRANA

En el contexto de la neurorrehabilitación infantil hablamos de Atención Temprana cuando los niños objetos de la intervención terapéutica se encuentran en el rango de edad de 0-6 años.

Hay que estimular precozmente a aquellos niños que padecen una alteración en su desarrollo psicomotor o tienen el riesgo de padecerla, potenciando el desarrollo de sus capacidades.

Es importante hacer una detección precoz de las deficiencias para actuar lo antes posible y posibilitar la integración de los niños en el medio familiar, escolar y social de la forma más completa posible.

TRATAMIENTO INTEGRAL

Las diferentes alteraciones no pueden ser abordadas de manera aislada, sino que precisa la coordinación de los diferentes profesionales implicados en la rehabilitación de cada una de las áreas afectadas. Contamos con un amplio equipo transdisciplinar formado por neuropsicólogos, fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales, que bajo la coordinación de un médico especialista en Neuropediatría, trabajan con un objetivo común.

El médico especialista en Neuropediatría realiza una primera valoración de cada caso con el objetivo de determinar cuáles son las necesidades de cada niño y proponer un plan terapéutico personalizado. Durante todo el proceso rehabilitador el neuropediatra coordina a los distintos profesionales implicados, con los que mantiene un contacto permanente que le permite estar informado de la evolución de cada caso y adaptar el plan terapéutico en caso necesario.

La intervención neuropsicológica infantil consiste en estimular al niño para desarrollar al máximo sus capacidades y restaurar en la medida de lo posible las funciones cognitivas que se han alterado o no se han desarrollado adecuadamente.

El neuropsicólogo se centra en el aprovechamiento de la plasticidad cerebral y las variables específicas de cada niño para desarrollar programas de neurorrehabilitación totalmente personalizados.

Los trastornos infantiles a los que la neuropsicología aplica sus conocimientos son  muy diversos,  aunque los más frecuentes son:

  • Daño cerebral adquirido con secuelas cognitivas (traumatismos craneales, anoxia/hipoxia, accidente cerebro-vascular, infecciones, epilepsia o alteraciones metabólicas)
  • Retrasos madurativos
  • Dificultades de aprendizaje (Dislexia, Dislalia, Disgrafía, Discalculia)
  • Trastornos Generalizados del Desarrollo
  • Trastornos del habla y el lenguaje
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
  • Trastornos del Espectro Autista
  • Trastornos de conducta
  • Dificultades sociales o comunicativas
  • Problemas emocionales

Tratamiento dirigido a mejorar las capacidades motoras de los niños con alteraciones en su desarrollo con el objeto de alcanzar una mayor autonomía. Se trabajan, entre otros aspectos, la calidad y la eficacia de los movimientos, la destreza, el control postural, la marcha y el equilibrio.

El fisioterapeuta neurológico infantil realiza una intervención adaptada e individualizada a través de actividades o juegos que estimulan al máximo las capacidades del niño. Se trabaja con distintas corrientes de fisioterapia como son el Concepto Bobath, todas ellas específicas para el tratamiento de la patología neurológica.

Disciplina encargada del tratamiento de las alteraciones de la comunicación debidas a trastornos en el lenguaje, la voz , el habla o la audición, así como de las dificultades en la deglución, ya sean adquiridas o congénitas.

Los motivos de consulta más frecuentes en la población infantil son:

1. Trastornos del desarrollo del lenguaje: Retraso en la aparición o en el desarrollo de todos los niveles del lenguaje (fonológico, morfosintáctico, semántico y pragmático), que afecta sobre todo a la expresión y, en menor medida, a la comprensión.

1.1. Trastornos específicos del desarrollo del lenguaje en los que se produce un retraso o una anomalía en este desarrollo sin causa explicativa sensorial, motora, intelectual, emocional o neurológica:

  • Retraso del lenguaje
  • Retraso fonológico
  • Trastorno específico del lenguaje
  • Trastorno fonológico (dislalia fonológica)
  • Trastorno fonético (dislalia fonética)

1.2. Trastornos en los que el desarrollo del lenguaje se ve retrasado o alterado por falta de estimulación o condiciones ambientales adversas:

  • Trastornos del lenguaje por deprivación social
  • Dificultades del lenguaje y el habla asociadas a contextos multiculturales y plurilingüismo

1.3. Trastornos en los que el desarrollo se ve retrasado o alterado por déficit cognitivos graves:

  • Trastornos del lenguaje en deficientes mentales
  • Trastornos del lenguaje y la comunicación en autismo y trastornos generalizados del desarrollo

1.4. Trastornos en los que el desarrollo del lenguaje se ve alterado o impedido por déficit sensoriales:

  • Hipoacusias y sorderas prelocutivas y postlocutivas
  • Alteraciones de la audición y el lenguaje en implantes cocleares
  • Dificultades del lenguaje en deficientes visuales
  • Alteraciones del lenguaje en sordoceguera

1.5. Trastornos en los que el desarrollo del lenguaje se ve alterado por déficit motores de origen neurológico:

  • Trastornos del lenguaje en la parálisis cerebral

1.6. Trastornos en que se ve retrasado o alterado el aprendizaje de la lectura y escritura:

  • Dislexias
  • Disgrafías
  • Retraso lector
  • Discalculias

1.7. Trastornos ligados a problemas mentales o conductuales:

  • Alteraciones del lenguaje y la comunicación en enfermedades mentales;
  • Mutismo e inhibición del lenguaje

2. Alteraciones de la voz : Disfonías que pueden ser debidas a un mal uso de la voz, parálisis de las cuerdas vocales, nódulos o pólipos.

3. Alteraciones del habla: Problemas de pronunciación, Disfemias (caqueo), Tartamudez y otros trastornos de la fluidez del habla

4. Terapia miofuncional y orofacial: Deglución atípica, respiración oral, ortodoncias, “fer la pipa”.

5. Déficits por daño cerebral adquirido: Afasia, disfagia, disartria, agrafia, alexia, acalculia.

Es una terapia que tiene el objetivo de maximizar el potencial individual de cada niño en su domicilio, en el colegio, en sus actividades cotidianas y en su juego.

Se benefician de ella todos aquellos niños que presentan alteraciones en el desarrollo psicomotor y en el comportamiento, en relación a lo esperado a su grupo de edad.

El terapeuta ocupacional trabaja a través del juego para favorecer el desarrollo óptimo del niño en la realización de las actividades de la vida diaria logrando así el mayor grado de independencia posible en todas las áreas de su vida.

Rehabilitación neurológica infantil en Almería y Roquetas

PLAN TERAPÉUTICO PERSONALIZADO

Tras una valoración inicial por parte del neuropediatra y demás componentes del equipo se diseña un plan terapéutico personalizado y adaptado al niño y a su entorno.  Estableceremos unos objetivos específicos reales basados en el criterio profesional y las particularidades de cada caso.

ASESORAMIENTO Y APOYO A LAS FAMILIAS

La intervención primaria sobre el niño debe ser efectuada por la familia con el esfuerzo y guía de los especialistas. No se debe separar la ayuda al niño de la que precisen los padres ya que de la colaboración y la participación de la familia dependerá en gran parte la eficacia del tratamiento. Por ello, asesoramos y formamos a los padres acerca de cómo pueden contribuir en la estimulación de las capacidades de su hijo y prestamos apoyo emocional en todo momento.

Los padres deben estar informados acerca de la naturaleza de la patología de su hijo y su pronóstico funcional. Por este motivo, el neuropediatra y el resto de profesionales de nuestro equipo resolverán todas aquellas dudas que les puedan surgir.

PATOLOGÍAS MAS FRECUENTES

  • Daño cerebral sobrevenido (Ictus, traumatismo craneoencefálico, tumores cerebrales)

  • Parálisis cerebral infantil (hemiparesia, paraparesia)
  • Prematuridad
  • Trastornos del desarrollo motor (retraso psicomotor, problemas de equilibrio)
  • Retraso mental de cualquier causa
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trastornos del Espectro Autista
  • Alteraciones cromosómicas/síndromes genéticos (Down, Williams, Pierre-Robin, Angelman, Prader-Willi, X-fragil, Kabuki, Pheland-Mcdermid)
  • Encefalopatías epilépticas (West)
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Miopatías (Duchenne, Becker)
  • Espina bífida
  • Déficit sensoriales (problemas de visión o audición)
  • Trastornos de conducta
  • Dificultades sociales o comunicativas
  • Problemas emocionales
  • Dificultad en el desarrollo de las actividades de la vida diaria
  • Síndromes metabólicos

METODOLOGÍA DE TRABAJO

El proceso rehabilitador requiere de nuestro equipo transdisciplinar y una metodología de trabajo que se lleva a cabo en 5 pasos:

  • 1. Evaluación diagnóstica: la realiza el médico neuropediatra a través de una entrevista clínica con los familiares y una minuciosa exploración neurológica al niño. Esta primera valoración va a permitir conocer las necesidades asistenciales del paciente, su estado funcional, su nivel de dependencia y su entorno sociofamiliar.

  • 2. Valoración específica: según los resultados de la primera evaluación, el neuropediatra solicita la valoración específica de aquellos profesionales que precisen intervenir en el proceso rehabilitador: neuropsicología, fisioterapia neurológica, logopedia o terapia ocupacional.

  • 3. Definición de objetivos: tras la valoración de todo el equipo se desarrolla un plan terapéutico individual, en cada una de las áreas, con objetivos realistas y relevantes para el niño y su familia.

  • 4. Desarrollo del tratamiento rehabilitador: ejecución de todas las intervenciones y tratamientos necesarios en el plan personalizado establecido.

  • 5. Evaluaciones periódicas: durante todo el proceso de neurorrehabilitación se realiza un seguimiento con evaluaciones periódicas. Esto nos permite ir adaptando el plan terapéutico según la evolución y los objetivos que se van consiguiendo. De esta forma aseguramos el mejor pronóstico funcional en cada caso.